QUÉ DEBO SABER ANTES DE IR A BARBUDOS



Estas en: Inicio » Servicios » QUÉ DEBO SABER ANTES DE IR A BARBUDOS

En Barbudogs hemos creado unas normas básicas para así poder ofrecer el servicio mejor posible, tanto en calidad como en confort para las mascotas:

 

1- POR MOTIVOS DE SEGURIDAD POR Y PARA MASCOTAS, PROPIETARIOS Y TRABAJADORES, en la PRIMERA VISITA es necesario traer la cartilla veterinaria de la mascota, y debe venir acompañada de su propietario o de una persona con autorización y fotocopia del DNI del propietario. No podremos atender mascotas que vengan acompañadas de un servicio profesional de transporte de animales o residencias sin que antes sus propietarios hayan conocido las instalaciones y a las profesionales, rellenado la ficha de cliente y acordado (con la mascota presente) el servicio que se va a realizar. De esta forma, evitamos que el propietario deje a su perro en manos de personas que no conoce, y nosotras como profesionales nos aseguramos de que vamos a trabajar con una mascota que no es robada o que sacan de una residencia sin consentimiento de los dueños. Los propietarios deben conocer en TODO MOMENTO dónde y con quién está su mascota.
Se nos debe informar si la recogida la realiza una persona diferente a la que trae a la mascota. Si viéramos algo sospechoso, llamaríamos a los propietarios antes de realizar la entrega.

2- Para evitar fugas y conflictos con otros perros, debe venir siempre atado y no soltarle en NINGÚN MOMENTO. Nosotros ya le quitaremos todo cuando le pasemos a la sala.

3- Es aconsejable que traiga un ayuno de 4-6 horas para evitar que el estrés y los trayectos en coche le pueda provocar una indigestión y pasar un mal rato en la peluquería.

4- Por razones obvias de respeto hacia la higiene y salud de los demás animales y personas que acuden a la peluquería, no atendemos animales parasitados. El protocolo a seguir es matar los parásitos con pipeta u otros medicamentos veterinarios y acudir a la peluquería pasados unos días.

5- Si sospechas que puede estar enfermo, lo mejor es acudir primero al veterinario y que ellos den el visto bueno. Venir a la peluquería puede empeorar su estado o simplemente una descomposición puede suponer una sesión interminable y molesta para el perrito.

6- Cada perro necesita su tiempo, siempre informamos sobre el tiempo estimado, pero rogamos esperar nuestra llamada o mensaje para venir a recogerle. Los perros se ponen normalmente nerviosos con los dueños delante. Además, por razones de seguridad, no está permitida la estancia de los propietarios durante la sesión. Nuestra cristalera está siempre visible. Se puede esperar por la zona sin que el perrito pueda ver a sus dueños, porque si estamos terminando y les ve, se pondrá nervioso y no podremos acabar bien nuestro trabajo.

 

7- El día de la cita rogamos no tener compromisos inmediatamente después de la peluquería que impliquen que tengamos que trabajar rápido. Trabajar con animales no es una ciencia exacta, y siempre surge algún retraso. Y como dice el punto 6, cada perro necesita su tiempo.

8- Se agradece la puntualidad. Los retrasos de más de 15 minutos podrán suponer la pérdida de la cita. Dejamos un margen de hasta 60 minutos para la recogida de la mascota. Los retrasos en las recogidas tienen un sobrecoste especificado en nuestras tarifas.
Asímismo, debido a los abusos cometidos, los reincidentes plantones y cancelaciones con menos de 2 horas por perro de preaviso (salvo causas mayores), supondrá de obligado cumplimiento, para reservar nueva cita, el abono por adelantado del servicio completo + el 50% por la cita no disfrutada. Nuestro tiempo es trabajo, y nuestro trabajo es serio.

9- No somos una peluquería corriente. Realizamos un servicio PROFESIONAL, y como profesionales nunca haremos nada que sea perjudicial y/o antiestético para el animal, por mucho que se nos pida. La confianza en nuestra profesionalidad es primordial para nuestro trabajo y para la satisfacción del propietario. De lo contrario, podremos hacer uso de nuestro derecho de admisión.